El cineasta que filosofaba sobre el arte y la existencia humana.

“El arte refuerza lo mejor de lo que es capaz el hombre: la esperanza, la fe, el amor, la belleza, la devoción, o lo que uno sueña y espera. Pero, ¿Qué es el arte? Es algo así como una declaración de amor. Es una confesión. Un acto inconsciente, que refleja el verdadero sentido de la vida: el amor y el sacrificio.”

Image

   Andréi Tarkovski es un cineasta, actor y escritor soviético, reconocido entre los más importantes autores del cine ruso y, por su gran influencia, de la historia del cine en general. Nació en 1932, y desde su infancia se vio inmerso en el mundo de la cultura. Su padre era poeta y su madre estudiante de literatura, por lo que creció formándose tanto en el mundo musical, como en el artístico y el poético entre otros, desarrollando durante su juventud un fuerte sentimiento de amor por la cultura y el arte ruso (que no soviético). Estudió en el Instituto Estatal de Cinematografía y a lo largo de su carrera como cineasta realizó un número bastante escaso de largometrajes (siete, para ser concretos). Al principio, y sobre todo en sus años de estudiante, con una estructura bastante tradicional para luego pasarse al cine poético.

Si soy sincera no he visto ninguna de sus películas. Es algo que tengo pendiente. Pero lo que sí que conozco, y es la recomendación de hoy, es su libro Esculpir en el Tiempo.

Este libro es uno de esos que pasan a ser de cabecera, en mi opinión no por el conjunto, sino por fragmentos que se rescatan. Se define como una teoría cinematográfica pero a mí me parece algo así como un tratado sobre el arte y el artista, una reflexión sobre las aspiraciones del ser humano.

Así, además de dejaros el enlace al libro online, os dejo algunos de mis fragmentos favoritos.

Empezaría a exponer su pensamiento con esta declaración

“Lo que me interesa es el hombre, en quien se encierra todo el universo. Del hombre me interesa, sobre todo, su disponibilidad para servir a algo superior, su rechazo, su incapacidad de conformarse con la moral normal del aburguesado. Me interesa aquella persona que ve el sentido de su vida en la lucha contra el mal y que, de ese modo, a lo largo de su vida alcanza en su interior un nivel un poquito más alto” (…) Para mí, la única tarea verdaderamente importante consiste en reinstaurar la conciencia de la responsabilidad del hombre para con su propio destino.”

Seguida de una afirmación contundente que dice que

“Una persona debe ser ella misma, debe tener el valor de decir “Soy yo, eso es lo que soy”. No es fácil. A todos nos encanta gustar”

Antes de entrar en la parte del artista y el arte, siguiendo en la línea del hombre ( y en mi opinión una de las definiciones más bonitas de libertad jamás escritas)

 “Lo trágico es que no sabemos ser realmente libres: exigimos una libertad que va en detrimento de los demás y no estamos dispuestos a prescindir de algo en nuestro bien de los demás, viendo en ello una disminución de nuestros derechos y libertades personales. A todos nos caracteriza un egoísmo francamente increíble. Pero ahí no está la libertad. Libertad significa aprender por fin a no exigir nada de la vida o de los demás hombres, sino sólo de nosotros. Libertad: sacrificio hecho en nombre del amor.”

Un último apunte acerca del amor

“El amor humano es ese milagro capaz de oponerse eficazmente a cualquier especulación sobre la falta de esperanza en el mundo. Lo malo es que también nosotros nos hemos olvidado de qué es el amor”

Y ya llega a la cuestión artística. Innegable que tuviera un gran conocimiento del tema debido a su educación cultural, y quizá por eso nos deja ideas tan geniales como estas:

“Para percibir el arte hace falta muy poco: basta tener un alma despierta, sensible, abierta a lo bello y lo bueno, capaz de una vivencia estática inmediata (…) En mi opinión, ésta capacidad de percepción le viene dada a l hombre ya en su nacimiento; depende de su carácter espiritual”

Image“El arte consiste en explicar por sí mismo y a su entorno el sentido de la vida y de la existencia en nuestro planeta. O quizá no explicárselo, sino tan sólo enfrentarlo a ese interrogante.”

“El colocar al hombre en un espacio limitado, el hacer que se funda con una masa inmensamente grande, directamente junto a él, y con hombres que pasan, alejados de sí, el ponerle en relación con todo el mundo ¡Ése es precisamente el sentido que tiene el arte! (…) Pero el arte proporciona esa posibilidad, hace que lo infinito sea perceptible.”

“Y ya llegando al final, y en confianza: aparte de la imagen artística, la humanidad no ha inventado nada de manera desinteresada. Y en eso quizá realmente consista el sentido de la existencia humana, en la creación de obras de arte, en el acto artístico, ya que éste no posee una meta y es desinteresado. Quizá se muestre precisamente en ello que hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios.”

Llegados a este punto, considero innecesario explicar por qué creo que cada vez que alguien tratara de explicar algo sobre el arte, debería citar al menos un par de veces a Tarkovski.

Advertisements

One thought on “El cineasta que filosofaba sobre el arte y la existencia humana.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s