<a href=”http://www.bloglovin.com/blog/11844911/?claim=sqsrxphbvhb”>Follow my blog with Bloglovin</a>

Advertisements

De fotografía y sostener la mirada.

“Hay que celebrar el apego de los fotógrafos a la realidad, la modestia implícita en su trabajo y el milagro electrónico y químico, pero también característicamente humano, por el que una mirada puede convertir el instante que huye en una fracción de eternidad.

En última instancia la fotografía, del mismo modo que la literatura, no es sino una forma de preservar la memoria de las injurias del tiempo, de fijar la vida, por naturaleza pasajera, y apresarla en un lugar mágico donde siempre es presente.”

Image

“Baudelaire, que tan obstinadamente censuró la falta de humildad de los fotógrafos, fue uno de los primeros en advertir la capacidad de la fotografía para preservar del olvido las imágenes, las ruinas que el tiempo devora, las cosas maravillosas condenadas a desaparecer, los objetos valiosos que buscan un lugar en los archivos de nuestra memoria. Como se ve, lo que irritaba a Baudelaire, tan injustamente notado de antifotográfico, no era la fotografía, sino los caminos espurios que abría a los demasiado poco capacitados y demasiado gandules, que usaban las cámaras como un atajo para acceder a la ansiada condición de artistas. (…) Por fortuna, como nos recuerda Muñoz Molina, la fotografía aún pertenece al mundo. Lo mismo que la literatura. Ambas, fotografía y literatura, no sólo cosechan imágenes, sino que también son capaces de descubrirlas, de sugerirlas y crearlas. El pasado del hombre, nuestro pasado, es hoy un mosaico de memorias vividas o presentidas, gracias al trabajo de los escritores y los fotógrafos, que así defienden el tiempo del desconsuelo del olvido.”

Publio López Mondéjar.

Image“La fotografía nunca ha podido o nunca ha querido renunciar a lo real. En el fotógrafo hay un ansia tan poderosa de mirar y descubrir el espectáculo incesante de la vida que puede curarlo de antemano de cualquier riesgo de narcisismo. La fotografía es un acto de atención, es decir, de humildad, pues solo permanece atento a lo que ocurre más allá de él quien no se considera a sí mismo ser digno de existir. Ya dan un poco de asco los pintores que solo se interesan por la materia de la pintura o por las apasionantes asperezas del lienzo, y los escritores que solo escriben de escritores y solo hablan de libros, y las películas que tratan de alguien que hace una película, etc. El pintor y el escritor tienden a la claustrofobia y horadan su propia soledad y su propio aburrimiento en busca de una obra adecuadamente provista de mayúsculas, como la Obra de Juan Ramón Jiménez: el fotógrafo sale a la calle con la cámara y permanece alerta en espera del asombro, y la cara con la que se enfrenta no es la suya propia, sino la de alguien que no es él, alguien que también lo mira y en cuya existencia se interfiere.”

Image“Los mejores fotógrafos son cazadores de instantes, pero ese fogonazo invisible que hay en el interior de la cámara, ese fugaz milagro electrónico y químico en virtud del cual la luz impresiona la película en fracciones de segundo, es también un artificio de la eternidad.
La fotografía, afortunadamente, aún pertenece al mundo. La silenciosa confrontación con el retrato en blanco y negro de un desconocido es una experiencia que puede devolverle a uno la sensación de la verdad. Todo lo que ha sido necesario para que tal encuentro suceda constituye una cadena inagotable de azares, mecanismos, decisiones y vidas que acaban resolviéndose en el solo impacto de una mirada y una presencia […]. También es un prodigio la mirada, un oficio de una infinita sofisticación intelectual, y sin embargo, parece que miramos como respiramos, como percibimos el calor o el frío o sentimos la sed.”

Muñoz Molina. Sostener la Mirada.

Si la vida es más flexible, estrellada e inmortal, el mérito es tuyo.

Image“Ningún hombre se guió jamás por su genio hasta el punto de equivocarse. Aunque el resultado fuera la postración física, o incluso en el caso de que nadie pudiera afirmar que las consecuencias habían sido lamentables, para tales hombres existía una vida conforme a unos principios más elevados. Si recibes con alegría el día y la noche, si la vida despide la fragancia de las flores y las plantas aromáticas, si es más flexible, estrellada e inmortal, el mérito es tuyo.

La naturaleza entera es tu recompensa, y has provocado por un instante que sea a ti mismo a quien bendiga. Los grandes logros y principios son muy difíciles de apreciar. Dudamos de su existencia con facilidad. Pronto lo olvidamos. Pero son las más elevada de las realidades (…). La auténtica cosecha de la vida cotidiana es tan intangible e indescriptible como los matices de la mañana o la noche. Es como atrapar un poco de polvo de las estrellas o asir el fragmento de un arco iris.”

Thoreau. Walden o la vida en los bosques.

Sonder.

SONDER

You are the main character—the protagonist—the star at the center of your own unfolding story. You’re surrounded by your supporting cast: friends and family hanging in your immediate orbit.

Scattered a little further out, a network of acquaintances who drift in and out of contact over the years.

But there in the background, faint and out of focus, are the extras. The random passersby. Each living a life as vivid and complex as your own.

They carry on invisibly around you, bearing the accumulated weight of their own ambitions, friends, routines, mistakes, worries, triumphs and inherited craziness.

When your life moves on to the next scene, theirs flickers in place, wrapped in a cloud of backstory and inside jokes and characters strung together with countless other stories you’ll never be able to see. That you’ll never know exists.

In which you might appear only once. As an extra sipping coffee in the background. As a blur of traffic passing on the highway. As a lighted window at dusk.

John Koening es el creador de El Diccionario de los Oscuros Pesares  (dictionaryofobscuresorrows.com), un compendio de palabras inventadas, definiciones que tratan de colmar los huecos del lenguaje, un intento de dar nombre a todas aquellas emociones que sentimos pero no tenemos cómo nombrarlas.

Aquí el significado de Sonder traducido al español.

Eres el personaje principal –el protagonista- la estrella central del despliegue de tu propia historia. Estás rodeado de un equipo de apoyo: los amigos y familia que se mueven por tu órbita más próxima.

Dispersos un poco más allá, una red de conocidos con los que contactas y dejas de contactar a lo largo de los años.

Pero allí, en el fondo, tenuamente y alejados del centro de atención, se encuentran los extras. Los transeúntes al azar. Cada uno de ellos viviendo una vida tan vívida y compleja como la tuya misma.

Continúan de forma invisible a tu alrededor, soportando el peso acumulado de sus propias ambiciones, amigos, rutinas, errores, preocupaciones, triunfos e inherente locura.

Cuando tu vida se mueve hacia la siguiente escena, la suya parpadea en su lugar, envuelta en una nube de antecedentes, de bromas y personajes enlazados en un sinfín de historias que nunca serás capaz de ver. Que nunca sabrás que existen.

Historias en las que puede que aparezcas tan solo una vez. Como un extra sorbiendo café al fondo. Como tráfico difuminado en la carretera. Como una ventana iluminada en la oscuridad.