No serán sólo aquello que perdimos.

A Miguel y su niñez por cumplir
La realidad de los destinos imaginados con la misma inmediatez con la que nos separamos de la infancia. Cuando los cuadros de las rayuelas se movían hacia nuestros pies sin que nos diéramos cuenta. Acercarse a los miedos y sentarse en una silla ante la montaña. Una dificultad similar a la que encontraban en la antigüedad los dibujantes de mapas. Espérame en las huellas que dejarás en el futuro. En ese futuro los sueños no serán sólo aquello que perdimos. Soñar. Soñar el primer abrazo del soldado a su hijo cuando ha terminado la guerra.

Julio Mas Alcaraz

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s