Las máquinas pueden memorizar, pero nunca podrán leer.

ImageResumiré: corremos el riesgo de convertirnos en una especie de máquinas. Saber leer y comprender lo que se lee es la única forma de saber analizar y escoger, es la única forma de ser libres. Las máquinas pueden memorizar, pero nunca podrán leer.
—¿Pero qué es eso de leer? —se desesperó Glaster.
— No lo sé exactamente —admitió Flecha—. Debía de ser una cosa medio mágica que ayudaba a comprender mejor el mundo. Se supone que leyendo podías imaginar al otro, a cualquiera que no fueras tú, y eso causaba algún tipo de placer. Imaginarte que podrías ser otro.
—Pero eso ya pasa en las filmvivencias —dijo Miguel.
—No, en las filmvivencias crees que eres otro, no lo imaginas como ocurría con los libros, que eran una especie de cajas que se tenía en las manos cuando se leía. Al leer, de pronto, cuando la magia se producía, dejabas de ver las páginas del tocho, y lo que veías era lo que estaban contando las letras impresas.”

Martín Casariego Córdoba Por el camino de Ulectra

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s