La historia del cosmonauta ruso.

¿Conoces la historia del cosmonauta ruso? Es el primer hombre que sale al espacio, ¿vale? Los rusos ganan a los americanos. Así que sube en una gran nave espacial, pero la única parte habitable de ella es muy pequeña. El cosmonauta tiene una ventanilla, y mira por ella y ve la curvatura de la Tierra, por primera vez. O sea, es el primer hombre que mira y ve el planeta del que viene. Y en ese momento está perdido.

De repente, un extraño ruido: Tac, tac, tac… Empieza a salir de la consola; desmonta el panel de control, saca las herramientas. Intenta descubrir el sonido, intenta detener el sonido, pero no lo encuentra. No puede pararlo, continúa… Tac, tac, tac… A las pocas horas, empieza a ser una tortura. Pasan unos días con ese sonido, y él sabe que ese ruidito lo trastornará. Enloquecerá. Bueno, ¿qué va a hacer? ¡Está en el espacio sólo, en un armario espacial! Le queda pasar veinticinco días con ese soniquete.

Entonces, el cosmonauta decide que el único modo de conservar la cordura, es enamorarse de ese sonido. Así que cierra los ojos, Tac, tac, tac… y se sume en su imaginación. Tac, tac, tac… Y cuando los abre, ha dejado de oír el sonido, oye música. Y pasa el resto del tiempo navegando por el espacio en total placidez, y paz.

Otra Tierra.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s